Lucena

Dos unidades educativas menos en Lucena pese a mantener los niveles de escolarización

Martes, 10 Septiembre 2019 19:48 Redaccion 
Teresa Alonso, concejala de Educación, habla de "reajustes" de la Delegación Territorial al aludir a estas reducciones de líneas
Fernando Hidalgo y Teresa Alonso. Fernando Hidalgo y Teresa Alonso.
Un total de 410 niños ocupan por primera vez asiento en las clases de Educación Infantil en Lucena. En total, son 4.406 los alumnos lucentinos que han empezado este martes el curso académico en las diferentes etapas de Infantil y Primaria.

Teresa Alonso, concejala de Educación, ha puntualizado que Lucena, distinguiéndose de una tendencia mayoritaria, conserva una tasa de natalidad estable. En este sentido, expresa que “prácticamente estamos en las mismas cifras de inicio que el año pasado, es cierto que Lucena conserva bastante bien la tasa de natalidad, y por tanto la tasa de escolarización, si bien, esos reajustes que se han realizado por parte de la Delegación Territorial, han provocado que perdamos dos unidades, en el Prado y en el Virgen del Valle, y eso también generará que las unidades, los grupos, sean más numerosos en esos centros”.

Tanto en El Prado como en el Virgen del Valle, ha afirmado Alonso, la intención de la Delegación Territorial de Educación es contraer a dos líneas configuración de la enseñanza en ambos centros. La edil socialista ha pronosticado que el número de alumnado en Lucena replicará cifras en años venideros.

Alonso ha aludido, asimismo, a las intervenciones sufragadas por el Ayuntamiento, en distintos colegios, por un importe global y aproximado de 100.000 euros.

Entre ellas, sobresale, como expone el director, Fernando Hidalgo, la remodelación del vestíbulo del San José de Calasanz, colegio que conmemora en 2020 su sexagésimo aniversario. Hidalgo ha relatado que “esto era un poco darle un aire moderno y, por otra parte, protegerlo, se han quitado barreras arquitectónicas, parece que ahora, es curioso, dices aquí nunca ha existido una barrera, en absoluto, es incierto, había una columna, otra columna allí, entonces creo que es dignificar los centros, y yo creo que eso es importante, en ese sentido, agradecer al Ayuntamiento, que considere los presupuestos para estos fines, hoy han entrado los niños, viendo un poco esto, se han quedado sorprendidos, les he dicho hay una gran sorpresa, y también las familias lo han visto”.

La reforma ejecutada resuelve incidencias relativas a humedades y habilita espacios de creación, aula de plástica y escenario para recreaciones de teatro.

Otras actuaciones abordadas corresponden a la culminación de una rampa en la entrada al Barahona de Soto; la instalación de calderas en varios centros; la colocación de máquinas de aires acondicionado en algunas aulas; la adaptación de los aseos del Colegio Genil, en la aldea de Jauja; y del Colegio Virgen de Araceli; así como ordinarias labores de pintura, adecentamiento y reposición de adoquinado.

Por último, y con presupuestos independientes, el Ayuntamiento ha concluido los proyectos de la cubierta de la superficie polideportiva del Antonio Machado, que se afronta con recursos propios; y de la pista este del San José Calasanz, expresión de interés dentro de los Fondos EDUSI.

Próximamente, el Consistorio tramitará la licitación de dos infraestructuras para completarlas durante el presente curso.

La supresión de unidades, hasta 85, por la disminución progresiva de la natalidad, caracteriza, otro año más, el inicio del curso escolar en la geografía cordobesa.

El descenso de mayor calado incumbe a la Educación Primaria, que pierde 985 alumnos, mientras que en el segundo ciclo de Infantil las matrículas son 261 menos.

El curso escolar comienza en la provincia de Córdoba con un retroceso de 55 unidades en Educación Primaria y 29 más en el segundo ciclo de Educación Infantil.

La reestructuración emprendida por la Delegación Territorial de Educación conlleva la creación de 32 unidades en diversos centros y una merma sustancial y terminante en los colegios rurales.

El decrecimiento del alumnado es más intenso y elevado en los primeros cursos de la educación reglada.

La oferta académica aumenta con una unidad específica de Educación Especial, en el Antonio Machado de Lucena; y otra de apoyo a la integración de Audición y Lenguaje, en el Alfar de La Rambla.

Y, entre los centros a los que se priva de dos unidades, figuran el San Juan de la Cruz y La Tiñosa, ambos en Priego de Córdoba.

También adelgazan su estructura, en dos unidades, los colegios rurales Iznájar Norte, ubicado en la aldea de El Higueral; y Maestro Rafael Chacón, de El Palomar, en Puente Genil. Por otro lado, en el Iznájar Sur, de Ventorros de Balerma, desaparece una unidad del segundo curso de Infantil