Lucena

Carnavaluc: entre el "agravio" por "contraprogramación" y la relación "espectacular" con el Ayuntamiento de Cabra

Domingo, 08 Septiembre 2019 13:39 Redaccion 
Ciudadanos acusa al equipo de gobierno de Lucena de "no mover ni un solo dedo" para defender a este festival instituido en 1999
Actuación en una de las últimas ediciones de Carnavaluc. Actuación en una de las últimas ediciones de Carnavaluc.
La competencia y el conflicto de intereses ocasionados por un promotor privado, al instaurar, hace unos años, un espectáculo carnavalesco en Cabra incompatible con Carnavaluc, cuyo origen se remonta a 1999, ya se dirime en el terreno político.

Ciudadanos les reprocha al alcalde de Lucena, y presidente de la Mancomunidad de la Subbética, Juan Pérez, y al concejal de Cultura, Manuel Lara, pasividad e indiferencia ante una coyuntura que definen, expresamente, como "contraprogramación".

Una iniciativa empresarial promueve, desde hace algunos años, una muestra carnavalesca, en el Auditorio Municipal Juan Muñoz de Cabra, en torno al segundo fin de semana de julio, la misma fecha elegida y mantenida por Carnavaluc, festival carnavalesco de Lucena, a partir de su creación en 1999.

Además, el impulsor de la propuesta egabrense impide, a través de cláusulas insalvables de exclusividad, actuar en Lucena a las agrupaciones que intervienen en Cabra, las más afamadas y punteras del Carnaval de Cádiz, y a las que ofrece jugosos y múltiples contratos en distintos puntos del panorama nacional a lo largo del todo el año.

Ciudadanos Lucena ha denunciado el incumplimiento de los principios fundacionales de la Mancomunidad de la Subbética, remarcando la naturaleza pública, solidaria y altruista de Carnavaluc.

Jesús López, portavoz de Ciudadanos, razona que “los lucentinos aportamos, de nuestro presupuesto, 152.000 euros a la Mancomunidad, y nosotros lo que queremos ver, en casos como este, es su utilidad real, que arbitre e inste a llegar a un consenso, junto al Ayuntamiento de Cabra, para poder ponernos de acuerdo y que ni un festival ni otro se vea perjudicado”. En este sentido, señalan que “le pedimos al alcalde, por un lado, como presidente de la Mancomunidad, y a Manuel Lara, como concejal de Cultura, que se pongan manos a la obra, que no entendemos, por un lado, cómo venden el proyecto de Lucena City of Music, y, por otro, no mueven ni un solo dedo para proteger nuestros recursos culturales y principales atracciones musicales”.

La formación naranja manifiesta que esta tesitura comporta un “agravio” contra un activo primordial de Lucena.

Lara Cantizani, cuestionado por las declaraciones de López, ha ofrecido una visión diametralmente contrapuesta a la expuesta por Ciudadanos.

El edil de Cultura opina que es incomprensible avivar una controversia política entre municipios y Ayuntamientos precisamente cuando Carnavaluc acaba de vivir su año más exitoso al congregar a más de 1.300 espectadores.

Ha recordado que este festival veraniego lucentino se reconvirtió, desde sus principios privados, a un acontecimiento público, asumido por la Delegación de Cultura en 2007.

En síntesis, Lara Cantizani ha negado que concurra polémica alguna y ha felicitado expresamente a Arcángel Bedmar, coordinador de Carnavaluc y que, paradójicamente, siempre ha pronunciado juicios semejantes a los vertidos por Ciudadanos, registrando, incluso, un escrito, en similares términos, aunque ampliado, en el Consistorio, el pasado 29 de agosto, dirigido a los cinco grupos políticos.

“Si alguien busca polémica”, replica Manuel Lara Cantizani, “aquí eso es estéril, nos llevamos con el Ayuntamiento de cabra, espectacularmente, igual que con el ayuntamiento de Córdoba, no miramos los colores políticos, ellos no diseñan nada para destruirnos, entonces, eso el que no tenga otra cosa que hacer y se lo invente, pues, nosotros no vamos a entrar en esa polémica, el Ayuntamiento de Lucena no tiene ninguna polémica con el Ayuntamiento de Cabra, todo lo contrario, agradecimientos, sobre todo, le deseo mucho éxitos en el ámbito cultural”.

Finalmente, Manuel Lara ha reducido a “anécdota cultural” las críticas y exigencias de Ciudadanos.