Lucena

El Consejo Consultivo dictamina la nulidad de la autorización al Mercadillo de los Domingos de Lucena

Lunes, 05 Agosto 2019 16:46 Redaccion 
La resolución, cuyo carácter, excepcionalmente, es vinculante, manifiesta que el permiso otorgado es contrario a la Ley del Comercio
Pleno del Ayuntamiento de Lucena. Pleno del Ayuntamiento de Lucena. Archivo.
El Consejo Consultivo de Andalucía concluye que la autorización otorgada en 2013, por la extinta Gerencia de Urbanismo de Lucena, al Mercadillo de los Domingos, es nula de pleno derecho. En consecuencia, previa ratificación del Pleno, el alcalde decretaría el cese de la actividad.  Por vía de urgencia, este asunto se incorpora al orden del día de la sesión ordinaria de este próximo jueves.

Los portavoces de los diferentes grupos políticos y al alcalde, acompañados y asesorados jurídicamente por el vicesecretario del Consistorio, según la información consultada por SER Lucena, han conocido y expuesto sus impresiones sobre el contenido de este documento durante de la mañana de este lunes.

En un dictamen excepcionalmente vinculante, al pronunciarse sobre una revisión de oficio impulsada por el Ayuntamiento -la segunda, ya que la primera caducó sin efectos-, el Consejo Consultivo de Andalucía sostiene que, al emplazarse, el Mercadillo de los Domingos, en un suelo privado, dentro del Polígono de Los Polvillares, resulta improcedente la calificación estricta de venta ambulante y, por lo tanto, colisiona con la Ley de Comercio de Andalucía.

En segundo término, este órgano autonómico sí le atribuye facultades al Ayuntamiento de Lucena para elaborar una ordenanza municipal que regule y confiera un sustento legal a esta iniciativa empresarial, tesis compartida por la Junta de Andalucía y contraria a la vertida por el Gobierno Central.

En mayo de 2018, el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad ya emitía un informe en semejantes términos a los esgrimidos por el Consejo Consultivo. De otro lado, la Dirección General de Política Comercial y Competitividad, trasladaba a los Tribunales la capacidad de resolver esta controversia.

Más adelante, en octubre del año pasado, el secretario del Ayuntamiento de Lucena, exponía que, por desplegarse, este negocio, fuera de un establecimiento comercial permanente, con empleo de instalaciones desmontables, transportables o móviles, debería ubicarse en una superficie  pública.

En cambio, en el año 2013, al aceptarse, desde la Gerencia de Urbanismo, la petición, mediante declaración responsable, del promotor de esta actividad, el mismo funcionario ni advirtió quebrantamientos normativos ni se manifestó en sentido opuesto al acordado por las tres fuerzas políticas representadas, en aquel entonces, en el Ayuntamiento, luego del silencio administrativo de la Junta de Andalucía.