Lucena

Nicolás Rivero: "No somos inmisericordes y la Cofradía del Valle sigue teniendo a su disposición Santo Domingo"

Viernes, 15 Marzo 2019 14:42 Redaccion 
El párroco de este templo lucentino aclara que los tronos de Jesús del Valle y la Virgen de la Amargura podrían acceder a esta iglesia en la mañana del Lunes Santo
Nicolás Rivero, párroco de Santo Domingo de Lucena. Nicolás Rivero, párroco de Santo Domingo de Lucena.
Primera reacción pública a las declaraciones vertidas por el párroco de la Sagrada Familia, de Lucena, y el hermano mayor de la Cofradía del Valle, quienes censuraron que la totalidad de los templos lucentinos se opusiera a abrir sus puertas a los Titulares de esta Hermandad del Miércoles Santo para iniciar la estación de penitencia.

De fake news –noticia falsa-, tachaba Nicolás Rivero, párroco de Santo Domingo, en redes sociales, las versiones transmitidas por su homólogo, Francisco Jesús Campos Barrera, y Miguel Muñoz Egea.

En declaraciones a SER Lucena, y empleando un tono más conciliador y moderado, Rivero ha confirmado que mantiene vigente el ofrecimiento que trasladó en su momento al hermano mayor de la corporación del Valle, respondiendo así a una petición por escrito, consistente en aceptar, de común acuerdo con las cofradías del Huerto y de la Sangre, la entrada, en el templo de la calle Juan Jiménez Cuenca, a los tronos del Cristo del Valle y de María Santísima de la Amargura en la mañana del Lunes Santo.

Además, ha defendido que la negativa de otras iglesias obedece a razones lógicas y enjundiosas, basándolas en la limitación del espacio. Por ejemplo, expone que en San Mateo se ha incorporado una cofradía más y, en lo concerniente al Convento de los Franciscanos señala que un documento, suscrito por la Cofradía del Valle y los responsables de la iglesia Madre de Dios restringía a un solo año, el pasado, el beneplácito a acoger, eventualmente, el comienzo de la salida procesional.

“Con los Franciscanos sí es verdad que llegaron a un acuerdo de solamente un año y lo firmaron, entonces no pueden decir ahora, que los Franciscanos han cerrado porque ellos sabían que no lo tenían”, expone Rivero, agregando, en meridiana respuesta a Campos Barrera que “aquí no hemos sido inmisericordes con la cofradía, ni mucho menos, aquí se les ha atendido, y lo que digo es que siguen teniendo a disposición mi parroquia”.

Sí ha precisado Nicolás Rivero que la Cofradía del Valle podría trasladar a sus dos imágenes con anterioridad al Lunes Santo y ubicarlas en las naves laterales ya que el inconveniente estriba en el emplazamiento simultáneo, hasta la madrugada del mismo Lunes Santo, de los cuatro tronos del Huerto y la Sangre en el crucero y los pies de la Iglesia.

El párroco de Santo Domingo ha admitido que si desafortunadamente lloviese el Miércoles Santo colisionarían el Vía Crucis interior del Cristo de la Sangre y de la Virgen del Mayor Dolor y la procesión de la Cofradía del Valle. Por otro lado, ha afirmado que nadie ha propuesto solicitar el templo de San Pedro Mártir y ha apelado a la desinformación como origen de ciertas manifestaciones. En resumen, señala que “yo creo que hay un poco de desinformación por parte de ellos, habría que preguntar directamente a los implicados, yo ahí sí es verdad que el párroco lo hace con muy buena intención, de velar por el bien de la cofradía y de velar por la devoción de sus Titulares, pero sí es verdad que a lo mejor tenía que haber contrastado la información con unos y otros”, finaliza.