Lucena

Morales culpa a la oposición de un "daño malintencionado" y Pérez habla de "injusticia inmoral"

Miércoles, 06 Febrero 2019 09:45 Redaccion 
El alcalde de Lucena y la edil de Fiestas reivindican una rectificación y que se retracten por acusaciones "que pueden llegar a ser calumniosas" por los contratos de la Feria del Valle 2017
Juan Pérez y María del Mar Morales. Juan Pérez y María del Mar Morales.
Vehementes y severos reproches, políticos y personales, manifestados por la concejala de Fiestas de Lucena, María del Mar Morales, y el alcalde, Juan Pérez, contra la oposición, al pronunciarse sobre el archivo provisional de las diligencias abiertas por las supuestas irregularidades cometidas en la contratación de los espectáculos musicales de la Feria del Valle 2017.

Morales relataba que las acusaciones lanzadas por el PP, Ciudadanos, Izquierda Unida y Vicente Dalda, edil que denunció este asunto en el Juzgado y se personó en la causa, provocando que Pérez y Morales declararan como investigados, pueden alcanzar la categoría de calumniosas y que, aunque intentará perdonar, estudiará adoptar medidas legales.

La concejala socialista les recriminó a las tres formaciones representadas en el Pleno que se hayan escudado en el empleo de términos políticos para esparcir sospechas sobre su profesionalidad, honestidad y honradez. Al exponer su alegato, dirigido a fuerzas políticas como PP, Ciudadanos e Izquierda Unida, reflexionaba que “las mañas están solo a la altura de los que se arrastran por el lodo y la mentira yes hora de que aquellos que tanto daño han hecho, se miren hacia dentro y reconozcan que hacer política no consiste en hacer daño gratuito, malintencionado y desproporcionado, sin importar lo que ello conlleve”. Sentenciaba Morales que “todos nos equivocamos, todos cometemos errores, pero esto, esto, no tiene nombre”.

Repasó Morales, citándolas literalmente, intervenciones, en sede plenaria, por ejemplo del portavoz de Izquierda Unida, Miguel Villa, quien hablaba de “simulación de un procedimiento a fin de fraccionar un contrato mayor en otros menores”, con la “voluntad expresa de beneficiar a otro miembro del PSOE” –en directa alusión a Pablo Lozano, representante de Mundo Music 2002-; o del edil del PP, Francis Aguilar, al encajar esta controversia en una ficción en la que, la titular de Fiestas, conscientemente, “actuó indebidamente”; y también de Puri Joyera, como portavoz de Ciudadanos, que en su exposición aseguró que “la contratación era irregular” y le espetó a Morales que era “no era ladrona porque no gestionaba dinero público, algo que ella sí practicaba”.

“¿Qué hubiera ocurrido si el alcalde me hubiera destituido como reclamaba la oposición? ¿O si hubiera optado por la dimisión?”, preguntaba retóricamente Morales. Conmovida, y con la voz quebrada en ciertos momentos, la concejala de Fiestas del Ayuntamiento de Lucena, ante el sobreseimiento de las diligencias abiertas por las presuntas anomalías en la gestión de los conciertos de la Feria del Valle 2017, ha reclamado, insistentemente, a la oposición, la reparación de los perjuicios ocasionados.

Entre otras acciones de desagravio, apuntaba la anulación de la reprobación aprobada contra ella misma y el alcalde de Lucena. “¿Y ahora qué?”, clamaba Morales.

Proseguía refiriéndose a la oposición, narrando que “han sido 400 días casi, ¿se hacen ustedes una idea del daño ocasionado, de los días y noches sin dormir?, si no es por tratamiento médico, claro, que también ha existido. ¿Se hacen ustedes la idea, cuando tu hija de 14 años te pregunta qué ha pasado, porque en el instituto se lo han comentado?, ¿tienen la más remota idea de cuándo una madre de 87 años, pleno tras pleno, ve cada una de las intervenciones? No, no tienen ni idea, se lo digo yo que  la tienen”.

Arropada, en su comparecencia, por el alcalde, quien la acompañó a su derecha, y por buena parte del equipo de gobierno, Morales, ya con una sonrisa en su rostro, no descartó figurar en la lista del PSOE para las próximas municipales.

El alcalde, Juan Pérez, enfatizaba que la gestión socialista en el Ayuntamiento, cuestionada por la oposición al descalificarla con expresiones como corruptela, amiguismo, prevaricación, clientelismo o caos, siempre se ha regido por la honestidad y la lealtad y los principios de seguridad jurídica, transparencia e imparcialidad.

Pérez enmarca estos ataques en una estrategia urdida para desgastar y castigar al equipo de gobierno, aunque, así lo señalaba, ha afectado al propio Ayuntamiento como institución. “No cabe duda ninguna de que la historia también va a escribir frases de recuerdo, a la notable injusticia, moral y política, que hubo de cometerse para justificar un soberano error de la oposición, que creyó encontrar, así lo decía, la mayor corruptela del gobierno socialista, yo lo dije entonces y lo digo ahora, sabían de la sinrazón que le estaba llevando a esta situación”, describía Juan Pérez.

Seguidamente, mostró efusiva gratitud a su partido, en las esferas y niveles locales, provincial, regional y federal por su incondicionales y permanentes respaldo y confianza.

Ambos le afearon a PP, Ciudadanos e Izquierda Unida que aprovechasen la denuncia de Dalda para trasladar al Juzgado unas conclusiones de la comisión de investigación, según el alcalde, decididas antes de la celebración de las comisiones y afirmó que el auto de archivo establece que se respetaron los trámites legales, subsanándose, inmediatamente y sin conductas arbitrarias, los defectos o anomalías.