Lucena

Anulada por irregularidades en la convocatoria la creación de una bolsa municipal de limpieza en Lucena

Lunes, 21 Enero 2019 18:01 Redaccion 
Izquierda Unida exige la dimisión de la concejala de Personal y Recursos Humanos, Teresa Alonso, y la concejala socialista sostiene que siempre ha imperado "la transparencia"
Concentración convocada por afectados. Concentración convocada por afectados.
La comisión de contratación de Personal Laboral No Permanente del Ayuntamiento de Lucena declarará nulo el procedimiento emprendido con la pretensión de generar una bolsa de trabajadores de limpieza.

Los servicios jurídicos municipales han estimado el recurso interpuesto por Izquierda Unida el pasado 27 de diciembre y, por consiguiente, corroboran que la sesión desarrollada el 23 de noviembre carecía del cuórum reglamentario, puesto que solo asistieron 4 miembros del PSOE y 1 del PP, de los 12 totales; ratificando, asimismo, que tanto el establecimiento de una segunda convocatoria, media hora más tarde, y la inclusión de este punto por urgencia, en una sesión extraordinaria, son contrarios a la normativa vigente.

En primer lugar, uno de los dos ediles de IU que firmaba la impugnación, Carlos Villa, le ha afeado a la delegada de Personal, Teresa Alonso, que renunciara, en los trámites preliminares, a aplazar esta iniciativa, atribuyéndole, posteriormente, a esta formación inquietudes partidistas o particulares en su proceder. En su intervención, ha expuesto que “nos acusó por una parte, de actuar por intereses personales y, por otra parte, por actuar por intereses electorales, vino a decirlo alguien que pertenece a un grupo que es campeón mundial de actuar con intereses electorales”.

Se ha referido, expresamente, Carlos Villa, a la publicación del inicio de la licitación del Centro Sanitario en el transcurso de la campaña electoral de las elecciones andaluzas. Ha aseverado este concejal que la única motivación de su grupo municipal es asegurar las garantías jurídicas suficientes.

A continuación, y elevando el tono de sus reproches y censuras, Miguel Villa, portavoz de Izquierda Unida, directamente ha reclamado la dimisión de Teresa Alonso como responsable de Recursos Humanos. Demanda que “asuma la responsabilidad de largarse y abandonar la responsabilidad de dirigir Personal y Recursos Humanos en este ayuntamiento porque solo ha traído, en cuatro años, maltrato, a los trabajadores, desunión, a los trabajadores y fracaso tras fracaso. Para Villa, a Teresa Alonso “le ha llevado a esta situación que tiene un carácter que no es capaz de reconocer sus fracasos, una persona, política, no es capaz de rectificar aquello que se le está haciendo ver que está mal, porque todos los ciudadanos están diciendo que el Ayuntamiento es un atajo de personas que solo hacen enchufar a los suyos”.

Villa ha criticado al alcalde, Juan Pérez, por “desaparecer” ante un asunto “torticero y caótico” y le ha recriminado a José Cantizani, componente de este órgano, que, después de 12 años de responsabilidades políticas en el equipo de gobierno, no advirtiese de las ilegalidades que concurrían.

Sin especificar sus intuiciones, Miguel Villa ha sostenido que fijar una convocatoria a las cuatro de la tarde de un viernes levanta sospechas, reiterando que era ilegal y contraria a los fundamentos de derecho.

Por último, ha culpado a Alonso de generar falsas expectativas en los más de 900 aspirantes que realizaron un examen finalmente aprobado por 80 asistentes, despreciar al centenar de afectados que cursaron la primera alegación y dilapidar unos 5.000 euros por las horas extraordinarias de 35 funcionarios.
 
TERESA ALONSO CONFIRMA LA CANCELACIÓN DEL PROCEDIMIENTO Y NIEGA “CUALQUIER SOMBRA DE SOSPECHA”
En una réplica inmediata, Teresa Alonso ha admitido que el equipo de gobierno opta por cancelar definitivamente el procedimiento este miércoles y proponer su reinicio. Aclarado este extremo, ha reivindicado la transparencia, exquisitez y rigurosidad en los cauces y fases siguientes y solo ha reconocido errores en la reunión preliminar, asegurando que “durante todo este mandato jamás ha habido la sombra de la sospecha sobre ninguno de esos procedimientos y, por tanto, yo creo que es importante que sobre este tampoco lo haya, el procedimiento, se ha realizado con toda transparencia”.

La concejala socialista ha defendido que ni el equipo de gobierno ni la oposición se movieron por causas reprobables al acudir o ausentarse de la convocatoria y ha achacado a un olvido del secretario la omisión de este punto en el primer orden del día puesto que, ha dicho, la documentación estaba cumplimentada desde noviembre.

Por otra parte, ha apuntado que es la comisión la que determina el temario, la puntuación y las publicaciones, con la misma normativa, desde 1996.

Al emitir su versión, ha dicho que nadie advirtió anomalías, “ni el técnico que forma parte del procedimiento y que asiste como secretario, ni ninguno de los miembros, por supuesto, de la comisión que asistimos a esa comisión, ni con posterioridad ningún político, ni ninguno de los miembros de esa comisión, cuando en la sesión siguiente se trató este punto, precisamente, porque decidimos, o decidí, que cualquier cosa que se quisiera manifestar, en relación a este procedimiento, se pusiera sobre la mesa de cara a futuro”.

Finalmente, le ha vuelto a recordar a Izquierda Unida que es obligación de los miembros de esta Mesa comparecer en las distintas Comisiones y que, en una cita ulterior, efectuada en diciembre, no alertaron sobre incidencia alguna.