Lucena

Unas 150 personas se movilizan en Lucena contra "el pacto vergonzoso" en la Junta y por los derechos de las mujeres

Miércoles, 16 Enero 2019 09:21 Redaccion 
Asisten a esta convocatoria componentes de PSOE, entre ellos el alcalde, Juan Pérez; IU; Podemos y Andalucía Entre Todos
Concentración feminista en la Plaza Nueva de Lucena. Concentración feminista en la Plaza Nueva de Lucena.
Con motivo del debate de investidura que se celebra en el Parlamento de Andalucía; contra el pacto, que tachan de “vergonzoso”, acordado para gobernar la Junta; y en defensa de los derechos de mujeres, aproximadamente unas 150 personas se concentraban, desde las siete de la tarde de este martes, en la Plaza Nueva de Lucena.

Convocados por la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Andalucía, se concitaba un nutrido número de jóvenes y mujeres y, también, hombres.
Asistió la mayoría de los concejales del PSOE en el Ayuntamiento, entre ellos, el alcalde, Juan Pérez; así como miembros de la asamblea local socialista.
Igualmente, se sumaron los dos ediles que representan a Izquierda Unida en el Consistorio, formación que respaldaba esta movilización, de la misma forma que Andalucía Entre Todos y Podemos. También acudía a esta llamada el concejal no adscrito Vicente Dalda.

María Teresa Luque, Paula Ramos y Francisco Manjón-Cabeza pertenecen al colectivo Lux Feminista y afirmaban que “día a día nos agreden, violan y asesinan y denunciamos la justicia patriarcal que solo nos cree cuando somos asesinados”.

Advertían de que “cada cinco horas una mujer es violada en nuestro país, y, mientras dichos violadores andan sueltos, la justicia patriarcal sigue culpabilizando a las mujeres, dejando sueltas a manadas machistas”. Aseveraban que “ningún pacto de gobierno puede suponer eliminar los derechos que juntas y con tanto esfuerzo hemos conquistado”, puntualizando, finalmente, que “somos diversas y no vamos a permitir que se nos someta a ningún tipo de explotación, discriminación o criminalización”.

Estas manifestaciones, iniciadas, por la mañana, a las puertas del antiguo Hospital de las Cinco Llagas de Sevilla, se replicaron en más de 50 ciudades españoles, adhiriéndose a ellas miles de personas.

Abajo el patriarcado. Abascal nos produce Voxmitos. No nací mujer para morir por serlo. Su cultura, nuestra muerte. Si vuelve la Edad Media estoy al lado de las brujas. O Somos el grito de las que ya no están, eran algunas de las inscripciones impresas en los carteles y las pancartas que exhibían algunos de los congregados en la movilización feminista desarrollada en Lucena.

Proclamaban que los derechos de las mujeres no se negocian y rechazan ningún paso atrás en igualdad y diversidad.

Denunciaban el sistema patriarcal, capitalista y racista.

Como miembros de Stop al Paro y Podemos, tomaron la palabra, respectivamente, Laura Arjona y Sole Burgos. Arjona indicaba que “según datos de Ministerio del Interior, un 88,5% de las personas asesinadas por sus exparejas son mujeres, y parte del 11,5% restante, de hombres asesinados, lo son por sus compañeros, otros hombres”. En su discurso, Burgos le decía al público que “no olvidéis jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados, ni un paso atrás, no negociamos”.

Admitían, en el texto anexo a este acto reivindicativo, que la ley de violencia de género es claramente insuficiente, pero, simultáneamente, alertan sobre la mentira que implica negar esta lacra machista