Lucena

Cuatro colegios de Lucena incrementan su eficiencia energética con seis calderas de gas natural

Miércoles, 01 Agosto 2018 17:20 Redaccion 
Otra actuación, encuadrada en la misma finalidad, comprende el cambio de los cerramientos de 33 viviendas de Suvilusa
Juan Pérez y Aquilino Alonso. Juan Pérez y Aquilino Alonso.
El Plan Municipal de Eficiencia Energética de Lucena progresa con la adquisición de seis nuevas calderas de gas natural, que prestarán servicio a cuatro colegios, y la probable renovación del acristalamiento de 33 viviendas de Suvilusa.

Una subvención de 120.000 euros de la Agencia Andaluza de la Energía, completada con una aportación de 30.000 euros del Ayuntamiento de Lucena, favorece la sustitución de seis calderas de combustible fósil por otras, adecuadas al gas natural, en cuatro colegios de educación Infantil y Primaria.

El alcalde de Lucena, Juan Pérez, ha relatado que “son dos en el Virgen de Araceli, dos en El Prado, una en Nuestra Señora del Carmen y otra más en el colegio San José de Calasanz”. Agregaba el regidor que “la ventaja de estas calderas es que evidentemente son mucho más eficientes porque son de gas natural y consiguen, por un lado, un ahorro en energía aproximadamente del 13% y, también, un ahorro en la emisión de CO2 de más del 30%”.

Los nuevos dispositivos se instalarán en los próximos meses, dado que el tiempo de ejecución establecido por esta línea de Desarrollo Energético Sostenible, en su período 2017-2020, es de un año.

El Plan de Eficiencia Energética Municipal en los centros educativos, más allá del reemplazo de los sistemas de calefacción, comprende la colocación de árboles en el Al-Yussana y en el San José de Calasanz, el refuerzo del tendido eléctrico en el Antonio Machado y Virgen del Valle, así como la dotación de aparatos de aire acondicionado en El Prado y en el colegio San Francisco de Las Navas del Selpillar.

Estas intervenciones, cuyo importe asciende a 45.000 euros, se sufragará con dinero detraído de la partida municipal de 70.000 euros dedicada a mejoras educativas y que, por tanto, se agota, al sumar la parte proporcional de la colocación de las nuevas calderas.

El alcalde, Juan Pérez, ha avanzado que la Estrategia Sostenible es transversal y avanzará gradualmente. “Se centra no solamente en estas dos propuestas o iniciativas,  sino también en la posibilidad de realizar otra serie de acciones, de propuestas, de proyectos, que podrán culminar a lo largo de los próximos meses”.

Por ejemplo, se contempla la sustitución de buena parte de la luminaria de los polígonos y viales de la ciudad, en torno a un 60%, y con cargo a los Fondos EDUSI, así como en los centros educativos, financiado, igualmente, con este proyecto europeo, a excepción del Barahona de Soto que, por su ubicación, más próximo al centro urbano, ha de sufragarse con recursos de las arcas municipales. El regidor también ha recordado, en este mismo contexto, la compra de cuatro nuevos vehículos híbridos para la Policía Local.

Aquilino Alonso, director de la Agencia Andaluza de la Energía, ha brindado la colaboración de este organismo con el Ayuntamiento en la redacción de un Documento Municipal de Sostenibilidad. En este sentido, afirma que el objetivo es “conseguir hacer un documento de lo que sería el cambio, la transición energética, hacia nuevo modelo energético y de consumir energía, donde el ciudadano tuviese cada vez mayor capacidad de decisión y donde todos fuésemos coparticipes a esa contribución de evitar el cambio climático”.

Por otra parte, ya ha sido admitida a trámite una petición del Consistorio lucentino conducente a renovar los acristalamientos de 33 viviendas de Suvilusa, 27 en las calles Sevilla y Málaga y otras seis en José Nieto Muñoz. El coste estimado es de 191.000 euros, de los que la Agencia Andaluza de Energía insuflaría, en caso de consumarse la aprobación de la solicitud, 126.000 euros.