Iznájar

El presupuesto de Iznájar se fija en 6,2 millones y contempla un Plan contra la Despoblación Rural

Martes, 12 Febrero 2019 17:43 Redaccion 
El equipo de gobierno socialista, que gobierna con mayoría absoluta, ratifica las cuentas con el voto en contra del Partido Popular
Lope Ruiz y Loles Campillos. Lope Ruiz y Loles Campillos.
Aprobado, con los votos a favor del equipo de gobierno socialista, el presupuesto municipal de Iznájar que regirá en este ejercicio 2019. La otra formación representada en el Pleno, el grupo popular, se ha pronunciado en contra.

Las cuentas municipales contemplan una cuantía global de 6,2 millones. El alcalde, Lope Ruiz, ha querido destacar el incremento de un 5% imputado a las inversiones reales, que suponen ya 1,8 millones; el 1.700.000 euros dedicado al capítulo social; el epígrafe asociado a Cultura, que muestra 300.000 euros; o, y esto, a su juicio, entraña la modificación más reseñable, un Plan contra el Despoblamiento Rural engrosado con 130.000 euros.

Al respecto de este nueva acción, Lope Ruiz ha expuesto que “vamos a disponer 50.000 euros para rehabilitar las casas del casco histórico, que se nos están quedando deshabitadas y algunas en mal estado; también 20.000 euros para el alquiler social de jóvenes; otros 50.000 euros para creación de empresas en el Polígono Industrial, porque entendemos que la población se consolida con el empleo, sí hay empleo la gente no se tiene que marcha; y, hay un apartado importante, para ayudar con los nacimientos, ya lo teníamos en otros presupuestos, y este año hemos aumentado”.

Este Plan de Apoyo a la Familia se dota con 15.000 euros, estipulándose, una cuantía equitativa, de 500 euros, por cada hijo que nazca.

El proyecto de presupuestos exhibido suprime el déficit inicial y los remanentes constituyen un montante de 3.7 millones. El regidor destaca que los trabajadores de la Administración local cobran, siempre, a final de mes, y los proveedores, de media, en menos de 15 días.

Las intervenciones prioritarias se concentran los caminos del Hachuelo y del  Magán; calles Obispo Rosales y Puerta de la Muerta; y, se refleja, además, la habilitación de un helipuerto.

Por otra parte, el Consistorio adquiere un inmueble, de 400 metros cuadrados, y ubicado en la Calle Real, con la pretensión de adecuar un espacio de usos sociales.