Encinas Reales

Gabriel González: "Ojalá el juicio fuera mañana para acabar con esta cacería e increíble calvario"

Martes, 01 Octubre 2019 15:01 Redaccion 
El alcalde de Encinas Reales rechaza renunciar al cargo por la apertua del juicio oral
Gabriel González Barco. Gabriel González Barco.
Gabriel González Barco, alcalde de Encinas Reales, confirma que no dimitirá ni solicitará la baja voluntaria como militante socialista por la apertura de juicio oral, contra él, que ha acordado el Juzgado de Primera Instancia Número 3 de Lucena, atribuyéndole un supuesto delito demalversación de caudales públicos, otro continuado de defraudación y uno más de falsedad en documento público.

Además, descarta que el PSOE adopte medida disciplinaria alguna y que pudiera comprometerle.

En declaraciones a SER Lucena, responsabiliza directamente al PP de emprender una persecución política prolongada en el tiempo al diseñar una “ingeniería judicial” y afirma que  “ojalá el juicio fuera mañana para acabar, de una vez por todas, con esta auténtica cacería que sobre mi persona se lleva realizando desde hace demasiado ya, esto empieza, esta cacería política mía empieza, a algunos compañeros se ha llevado por delante también, justo después de las elecciones del 2011 y desde ahí venimos sufriendo un calvario increíble particularmente mi familia y yo”.

Este martes, a las siete menos cuarto de la tarde, el PP ha convocado una comparecencia pública a las puertas del Ayuntamiento de Encinas Reales. Intervienen el portavoz popular en el Consistorio, Gabriel Prieto, y la diputada provincial, Carmen Arcos.

La decisión de dos fiscales de renunciar a presentar escritos de acusación y el sobreseimiento dictado en 2017 por el mismo juez, titular del Juzgado de Lucena, que, la semana pasada, ha dictado la apertura de un juicio oral, constituyen, para Gabriel González Barco, alcalde de Encinas Reales, y para su formación, el PSOE, circunstancias extraordinarias que, a su vez, suponen una excepción al artículo del Código Ético que obliga a dimitir al ordenarse esta fase del procedimiento penal.

González Barco insiste en achacar, a los intereses políticos del PP, una causa que la Audiencia Provincial, ha indicado, devolvió, sin pronunciarse, a la sede judicial de Lucena.

En estos años transcurridos, Gabriel González recuerda que han ocurrido hechos como “cambiar la acusación, la acusación particular cambiar por acusación popular, de la acusación popular quitar a los demandantes y ponerse otros, finalmente quedándose uno solo porque los otros han renunciado a continuar, cambiando el juzgado dos veces, ampliando la querella de una manera y de otra; diciendo el propio secretario-interventor del ayuntamiento que aquí se ha actuado correctamente, sin haber ningún tipo de reparo, ni de ilegalidad, ninguno”. Por todo ello, sentencia que “quizás, las explicaciones habría que pedírselas, en el fondo de la cuestión, al PP”.