Cabra

SATSE Córdoba alerta del riesgo de contagio de enfermedades para los enfermeros en la vacunación

Lunes, 20 Noviembre 2017 17:14 Redaccion 
El peligro se acentúa en campañas de vacunación intensas y generalizadas como la realizada contra la gripe
Hospital Infanta Margarita. Hospital Infanta Margarita. Archivo.
El Sindicato Profesional de la Enfermería SATSE-Córdoba ha denunciado ante 17 organismos e instituciones  provinciales, autonómicas, nacionales y europeas el riesgo inminente de pinchazo y sus posibles consecuencias de contaminación y contagio de posibles enfermedades que para los enfermeros entraña el pinchazo voluntario y accidental con una aguja tras la aplicación de las vacunas, como las gripe, a un paciente.

Este colectivo recuerda que directivas europeas, desde el año 2010, y posteriores órdenes nacionales, obligan a los sistemas sanitarios a implantar los sistemas de bioseguridad disponibles, “para impedir que el profesional se pinche con una aguja cortopunzante”, señala Francisco Gavilán, responsable de Atención Sanitaria de SATSE en el sur de Córdoba.

Gavilán explica que hay empresas que comercializan“jeringas preparadas con sistemas de bioseguridad y es lo que incumple la administración andaluza en nuestro distrito y el resto de Córdoba”. Por tanto, y más intensamente desde 2015, SATSE pide a la Junta “que compre vacunas que tengan sistemas de bioseguridad y, al ser posible, pasivos”.

El potencial riesgo se incrementa en campañas de vacunación como la efectuada contra la gripeporque, apunta Gavilán, “se ponen en un corto período de tiempo y a muchos pacientes, con premura y rapidez”. En este sentido, “si tuviéramos sistema de seguridad pasivo, no habría posibilidad alguna de pinchazo con la consiguiente patología que puede conllevar con fluidos orgánicos”.

SATSE puntualiza que el término bioseguridad engloba una serie de medidas  orientadas a disminuir el riesgo del trabajador, de la salud, y  de adquirir infecciones en el medio laboral. El primer principio de la bioseguridad, es la contención, que abarca la sustitución, siempre que sea posible, del instrumental cortopunzante por otro material exento de agujas, como muy bien se define en la Guía de Bioseguridad para los profesionales sanitarios realizada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en el año 2015.