Cabra

El Infanta Margarita de Cabra participa en el "test más importante" contra el contagio de sanitarios

Domingo, 12 Abril 2020 12:30 Redaccion 
Es uno de los seis hospitales andaluces elegidos por el Ministerio de Sanidad para implementear este ensayo clínico
Infanta Margarita de Cabra. Infanta Margarita de Cabra.
El Gobierno central ha insertado al Infanta Margarita de Cabra en una red de 62 hospitales del país que desarrollarán un ensayo clínico patentado con la finalidad de prevenir la infección por coronavirus en profesionales sanitarios.

Salvador Illa, ministro de Sanidad, departamento que dirige, coordina y patrocina este estudio, ha afirmado que en España “se realiza el test más importante para estudiar medidas profilácticas que eviten contagios” del personal de este sector.

Junto al Infanta Margarita, solo otros cinco hospitales de Andalucía participan en este proyecto, denominado EPICOS. El listado, en nuestra región, lo integran el Hospital Virgen de las Nieves y Clínico, en Granada; Campus de Teatinos y Costa del Sol, en Málaga; y, finalmente, ubicado en Sevilla, el Virgen Macarena.

“Efectivamente, es una cifra alta”, ha admitido Illa al cuantificar en 25.031 los profesionales sanitarios que han contraído el Covid-19 “desde que empezamos a dar datos, al inicio de la pandemia”.

13 comunidades autónomas y 4.000 médicos, enfermeros, celadores, farmacéuticos, técnicos de radiología y laboratorio colaborarán en un “mecanismo de trabajo” que persigue, explica el ministro, “profundizar en el análisis del dato” de afectados por el coronavirus y saber “cuántos están hoy efectivamente apartados de la asistencia, cuáles están ingresados y cuáles han recuperado sus tareas asistenciales”.

Sanidad prevé obtener los primeros resultados en cuatro semanas. El objetivo central reside en evaluar el peligro de desarrollar la enfermedad sintomática por Covid-19 en personal sanitario de alto riesgo.

Para ello, se administrará por precaución y de manera aleatoria uno o dos medicamentos que se compararán con un grupo placebo, en línea con las directrices de la OMS y la comunidad científica.

Así, se contrastará la eficacia preventiva de tres tratamientos estratégicos: hidroxicloroquina, antirretrovirales que se utilizan para tratar la infección por VIH (emtricitabina/tenofovir disoproxilo) y la combinación de ambos. El tratamiento tendrá una duración de 12 semanas aunque se realizarán análisis mensuales para cotejar la validez de cada opción.