Cabra

Los comerciantes de Cabra propugnan el cierre total el Jueves y Viernes Santo

Miércoles, 08 Abril 2020 08:53 Redaccion 
Este colectivo apela a la contención del Covid-19 y el descanso de los trabajadores para recomendar la paralización de las tiendas minoristas
Centro Comercial Cabra. Centro Comercial Cabra. Blog TV Centro Andalucía
La Asociación de Comerciantes y Empresarios de Cabra aboga por el cierre total en Semana Santa para reprimir el Covid-19. 

Este colectivo, que representa a unas 200 pymes, aconseja soslayar la Orden redactada por la Consejería de Salud y Familias y mantener sin actividad los comercios de alimentación y de productos de primera necesidad tanto el Jueves como el Viernes Santo.

La Junta, excepcionalmente, permite abrir estos establecimientos minoristas, de venta de bienes básicos, mañana y pasado, con la finalidad de evitar aglomeraciones y garantizar el abastecimiento.

Juan Antonio Cerrillo, presidente de AECA, confronta, como razonamientos, compartidos unánimemente por su junta de gobierno, la contención del coronavirus y el respeto del descanso y la preservación de la protección de los trabajadores.

Argumenta que “todos sabemos que se nos recomienda que estemos en casa para frenar, para minimizar, la expansión del Covid-19”. En consecuencia, añade, “creo que es una oportunidad importante, estos cuatro días, sin ser nosotros unos expertos sanitarios, porque la gente está habituada al cierre de estos establecimientos”.

Cerrillo alude al “sobreesfuerzo” que exponen unos trabajadores de los tiendas de alimentación y productos de primera necesidad “que ponen en riesgo su salud” y arguye que el incremento de las jornadas de apertura aumenta “el agotamiento” y, en definitiva, en ciertos casos, provoca que “bajen la guardia” con las medidas de seguridad. En segundo término, apunta que el funcionamiento en días festivos comporta complejidad para los comercios pequeños y favorece a las grandes superficies.

En términos generales, el máximo representante de esta asociación sostiene que “es importante descansar” porque restan “muchos días” que implican un elevado grado de sacrificio y se decanta, expresamente, por solicitar a las sociedad previsión y “responsabilidad” a los ciudadanos y realizar las compras “una vez cada siete días” y, en esta casuística concreta, antes del Miércoles Santo y acopiar previsiones hasta el final de la semana.