Cabra

Carmen Calvo reivindica en Cabra la "gran democracia" española y pide "madurez" a los partidos políticos

Lunes, 18 Noviembre 2019 16:50 Redaccion 
La vicepresidenta del Gobierno en funciones vista institucionalmente el CEIP Carmen de Burgos en su quincuagésimo aniversario
Carmen Calvo, junto a responsables políticos provinciales y locales, y miembros del equipo directivo del CEIP Carmen de Burgos de Cabra. Carmen Calvo, junto a responsables políticos provinciales y locales, y miembros del equipo directivo del CEIP Carmen de Burgos de Cabra.
En la visita institucional al colegio Carmen de Burgos, de Cabra, que conmemora su 50 aniversario, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha reivindicado, reiteradamente, en su intervención, el prestigio de la democracia española, frente a los ataques de los políticos independentistas; y, como la segunda reflexión a la que más importancia ha conferido, ha emplazado, a todas las fuerzas políticas, a que antepongan los intereses de España, a los de sus propias formaciones políticas, a fin de desbloquear la gobernabilidad del país.

La paz, la convivencia y la democraciason los tres valores sociales, que fundiéndolos en nuestra Constitución, ha impreso Carmen Calvo en el Libro de Firmas del Colegio egabrense Carmen de Burgos, que celebra medio siglo de trayectoria. Resortes cívicos sobre que ha ilustrado a los escolares y que, previamente, ha conectado con la coyuntura política y judicial de España.

La vicepresidenta en funciones, que ha cumplimentado al equipo directivo del colegio con varios ejemplares de la Carta Magna, uno reproducido en las cuatro lenguas cooficiales del país y otros diseñados especialmente para niños y adolescentes o en una edición especial, ha insistido en reclamar, al conjunto de los partidos, que faciliten una pronta conformación del Gobierno, sustentado en la coalición anunciada entre el PSOE y Unidas Podemos, porque, “es imprescindible para afrontar, con cuatro años de estabilidad, los muchos problemas pendientes”.

Calvo ha expuesto que ningún ciudadano entendería que “continuaran frustrándose las expectativas”. A su juicio, resultaría “absolutamente inaceptable” prolongar la tesitura actual de provisionalidad porque los votantes “acuden a las urnas con la aspiración de que se termine formando Ejecutivo, aunque lo administre un partido distinto de aquel al que han respaldado”. En este sentido, ha expuesto que “en democracia, y nosotros lo somos, y una de las mejores, dentro de las 20 mejores del mundo, una cosa es apoyar un gobierno; otra cosa es incluso formar parte de un gobierno; y otra cosa es dar vía libre a la gobernabilidad aunque discrepes del gobierno, todas cosas tienen que empezar a existir en la política española, porque es que estamos abocados todo a ello y todos tenemos esa obligación”.

Respecto a la actuación de su formación, defendía que “nosotros hemos ido al máximo de nuestras posibilidades, ofreciendo una coalición de gobierno, en este momento, pensando que, en torno a ella, todos los demás tienen que también comportarse de manera responsable y madura, por los intereses de España, no por los intereses de cada uno de nuestros partidos”.

Carmen Calvo ha ponderado “la transparencia y sinceridad” del acuerdo que han presentado el PSOE y Unidas Podemos, contraponiéndolo a otros pactos que, según ha subrayado, se producían a escondidas, con tapujos y ocultando documentos que posteriormente eran desvelados.

Interpelada sobre los procedimientos judiciales que mayor repercusión mediática absorben en la actualmente, como son los relativos al caso de los ERE, el que implica al presidente catalán Torra o el que encausa a cuatro miembros del grupo conocido como La Manada, por supuestos abusos sexuales a una joven en Pozoblanco, Calvo ha aprovechado para ensalzar la reputación de la Justicia de nuestro país. Ha aseverado que “respetamos las sentencias, las acatamos, y nos sentimos muy tranquilos con la calidad de la justicia española, porque somos una gran democracia por más que algunos lo quieran poner esto en duda, fuera de nuestro país, para desprestigiar el buen nombre de España”.
 
Únicamente se ha apartado de las consideraciones generales para corroborar su voluntad de aplicar modificaciones en el Código Penal y en la legislación que contribuyan a reforzar la protección de la libertad de circulación y la seguridad de las mujeres y paren las agresiones sexuales.