Cabra

La investigación o la participación ciudadana elevan a un "nivel óptimo" la Salud Mental en el Área Sur de Córdoba

Martes, 26 Febrero 2019 08:59 Redaccion 
Una Agencia Sanitaria Regional, vinculada a la Consejería de Salud y Familias, concede, por primera vez en la región, esta certificación
Equipo del servicio de Salud Mental en el Área Sanitaria Sur de Córdoba. Equipo del servicio de Salud Mental en el Área Sanitaria Sur de Córdoba.
El servicio de Salud Mental del Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba se convierte en la primera unidad andaluza, relativa a esta atención, que obtiene la certificación de calidad en nivel óptimo, que concede una Agencia Sanitaria Regional adscrita a la Consejería de Salud y Familias.

Este dispositivo, establecido en 2006, integra a 57 profesionales y presta cobertura a una población superior a los 180.000 habitantes y genera, de promedio anual, 30.000 actos de consulta, cerca de 300 episodios de hospitalización y más de 2.500 intervenciones en el Hospital de Día.

El director, Antonio Jesús Moreno, ha indicado que, ciertas modificaciones implementadas en 2011, han redundado en elperfeccionamiento de los procedimientos y de la dinámica y metodología de trabajo, instaurando una auténtica “cultura” colectiva.

Entre los logros y avances consumados, expone Moreno que “llevamos siete u ocho años trabajando con una comisión de participación ciudadana que, realmente, integra la opinión de la ciudadanía en nuestra dinámica de trabajo y, obviamente, todo eso está estructurado y procedimentado”. Por otra parte, apunta que “somos una unidad que, a nivel de investigación, está haciendo sus pinitos, lo cual no es habitual en un área sanitaria de las dimensiones de las nuestra, lo habitual es que sean hospitales provinciales o de referencia y, sin embargo, aquí, estamos liderando algunos proyectos internacionales”.

El director del Servicio de Salud Mental del Área Sanitaria Sur de Córdoba ha resaltado que auditores externos evalúan y revisan el grado de excelencia y la eficacia de este recurso y ha ensalzado la cualificación y la motivación de los profesionales, así como la capacidad de trabajo intersectorial y los modelos de espacios compartidos.

Por último, ha ponderado la implantación de programas de detección precoz en las fases iniciales de los casos más graves de psicosis, lo que pro propicia un pronóstico de recuperación más alto, y la presencia física de psicólogos y psiquiatras.